Archivo por meses: diciembre 2016

Cómo diseñar una estrategia de SMO para una marca

Aunque parece que cada vez las marcas se conciencian más sobre la importancia de estar presente en redes sociales con la estrategia adecuada para llegar al público que desean y cumplir los objetivos planteados.

Y es que ya no es suficiente simplemente ‘estar’ en redes sociales (de hecho, bajo mi punto de vista, nunca lo fue). Sino que lo realmente importante es establecer una ruta que permita que la marca sea capaz de transmitir sus mensajes y llegar a sus usuarios a través de este medio tan potente como son las redes sociales.

Por ello, antes de abrir un perfil en determinadas redes sociales para tu marca, es importante que sigas una serie de pasos y respondas algunas preguntas.

Pasos para diseñar tu estrategia SMO

Objetivos

En primer lugar, como en cualquier tipo de estrategia de marketing online, lo primero que hay que hacer es plantear unos objetivos, medibles y alcanzables, que queramos conseguir con nuestra presencia en redes sociales. Por ejemplo, podemos poner como objetivo que los usuarios compartan nuestras actualizaciones, o que los usuarios visiten nuestra web a través de los enlaces que compartamos en las redes sociales.

Target

También debemos saber con certeza a qué público nos dirigimos. Según nuestro target, plantearemos unas acciones u otras, utilizaremos un tipo de lenguaje determinado o escogeremos un tipo de red social determinada.

Redes sociales

De igual forma que no es positivo dirigirnos a todo el público en general, sino que debemos acotar, tampoco es positivo estar en todas las redes sociales si no vamos a poder mantener nuestros perfiles adecuadamente. Según nuestros objetivos y nuestro target, elegiremos las dos o tres redes sociales que mejor creamos que nos pueden funcionar.

Contenidos y estrategia

Una vez con los puntos anteriores claros, debemos establecer una línea de actuación y de comunicación. Qué lenguaje vamos a utilizar, qué tipo de contenidos vamos a compartir y con qué intención.

Timing

Tener un timing para la publicación en redes sociales es muy positivo. Aunque habrá ocasiones espontáneas en las que necesitemos publicar cosas sin estar reflejado en el timing, con él podremos llevar un control más adecuado de nuestras acciones para poder, después, analizarlas.