Archivo por meses: junio 2018

Por qué comprar un grupo electrógeno o generador

He aquí la pregunta. Y la respuesta te la vamos a ofrecer a continuación, porque sin duda, aunque para muchos suene como algo poco conocido, los grupos electrógenos pueden salvarte en más que una situación, tanto profesional, como particular. No es una sentencia en vacío, sino que realmente este tipo de máquinas son capaces de conseguir que el ritmo no pare, algo que valoran sobre todo muchas profesiones hoy en día.

Lo primero de todo, y antes de nada, vamos a sintetizar y resumen lo que serían los grupos electrógenos y por qué conviene comprar uno en determinadas situaciones. Un grupo electrógeno, en su sentido más básico, es un mecanismo generador de energía eléctrica en base a un motor de combustión de gasolina.

Funcionamiento de un grupo electrógeno o generador

A través de una serie de mecanismos concentrados alrededor de un motor de combustión se genera energía eléctrica con una potencia capaz de abastecer a un pequeño grupo reducido de personas, viviendas, bloques y comunidades, edificios, o para momentos concretos con necesidad imperiosa de usar electricidad, por ejemplo, para trabajar.

Es un mecanismo preciso y el cual requiere de un mantenimiento, pero que se adaptan perfectamente para conseguir alcanzar su objetivo, el de proveer de energía eléctrica.

Cuándo usar estos mecanismos de gran potencia

Tal y como hemos abordado anteriormente, difiere mucho el generador dependiendo de la potencia que pueda desarrollar. En este sentido, un grupo electrógeno de gasolina portátil o generador portátil es fácilmente transportable y preciso para situaciones o momentos particulares, así sea de camping o una pequeña escapada.

Para momentos más grandes se requiere de mecanismos más potentes, como es lógico. Las de mayor potencia son las que se suelen utilizar para abastecer de energía alguna obra o remodelación donde no hay red eléctrica. También como garantía de suministro continuo de energía en espacios públicos para poder sobreponerse a un fallo en la red o caída de tensión.